Hay varias formas de interferencia física que pueden distraernos e impedirnos escuchar en forma efectiva a nuestros clientes, empleados o socios.

El ruido, la confusión, el cansancio pueden limitar en alto nuestra concentración. Sin embasgo las barreras mentales son más graves.

Son 5 Obstáculos que impiden escuchar con atención y surgen de nosotros mismos.

 

1-La indiferencia: muchas veces pensamos que aquello que nos dicen No tiene importancia y dejamos de escuchas mientras nuestas mentes divagan,

Esto mismo trae dos desventajas evidentes: La primera, quien nos habla pudiera decir algo verdaderamente importante mientras estamos distraidos y en  segundo lugar y el más importantes quién se convierte en ESCUCHAS PEREZOSOS és es un mal hábito y difícil de erradicar.

 

2-La impaciencia: Sí quien nos habla tienen un tono lento o tranquilo o aquel que habla sin parar pero cuestiones que no nos atrae, nuestras ideas comienzan a adelantarse a la conversación. El riesgo está aquí en que no podemos pasar por alto ningún indicio importante que pudiera ayudarnos a cerrar la venta para el caso de clientes.  Debemos observar una estricta disciplina y concentrarnos en lo que diga el cliente aunque nunca termine de decirlo.

 

3- El prerjuicio: si permitimos  que aparezcan prejuicios como la forma de hablar del cliente, sus actitudes o su compañía, tenemos que aprender a controlarlos, al pensar en el cliente estamos interfiriendo en el proceso de escuchar.

 

4-La peocupación: Habrá momentos en que estamo preocupados por problemas personales o por negocios. Es importante permanecer alertas durante la venta y no dejar que esto interfiera con nuestro propósito. Cuando estemos en contacto con el cliente debemos dejar todas las distracciones atrás.

 

5-El mal uso de las palabras: Este es un probema de doble consecuencia, en primer lugar el cliente puede tener dificultades para expresarse y dar a entender cosas que no pretende decir, pudiendo confundirnos o interpretar mal el mensaje. Las preguntas inteligentes pueden salvar la posibilidad de interpretaciones poco claras.

En segundo luagar podemos ser culpables de utilizar mal las palabras e interpretar mal lo que el cliente nos diga. Es importante mejorar nuestra propia capacidad de concentrarnos en la expresión y nuestro vocabulario.

¿Qué acciones tomarás AHORA para cambiar en tu negocio y en tu vida?

Comentarios e Información:

marielagrasso@actioncoach.com  

www.actioncoach-argentia.com/marielagrasso 

Tel  (54-11)      3970-1074

Cel. (54-11)  15-3516-6345

WhatsApp.(11)-3516-6345

 

 descarga

Mariela Grasso
ActionCOACH

a2 a1 a3 a4