La clave de la felicidad, de la satisfacción del gran éxito y de una maravillosa sensación de poder personal y de eficacia es desarrollar el hábito de tragarse su sapo como primera cosa todos los días cuando empiece a trabajar.

Por fortuna ésta es una habilidad que puede adquirir mediante repetición. Y cuando desarrolla el hábito de empezar su tarea más importante antes de cualquier otra cosa, el éxito está garantizado-

He aquí una lista de 15 grandes modos de terminar con la postergación de las decisiones y de hacer más cosas más rápidamente. Estudie estas reglas y principios regularmente hasta que se fijen finalmente en su pensamiento y acciones.

  1. “Claridad en sus objetivos”. Decida exactamente que quiere. La clave es la claridad, es esencial. Escriba sus objetivos y metas antes de empezar. Reúna todo lo que necesita para empezar y terminar ese trabajo. Escriba en una hoja en blanco 10 objetivos que quiera lograr el año próximo, pero use el tiempo presente y la primera persona como si ya el año hubiera pasado. Ej peso tantos kilos, gano tantos pesos, tengo esta casa, etc

La condición que deben ser metas  S.M.A.R.T. Específicas, Medibles, Aplicada a resultados, limitadas en el Tiempo.

  1. Planifique cada día con antelación. Piense sobre papel. Cada minuto que ocupa en planificar puede ahorrarle cinco o diez minutos en la ejecución. Dígase “hoy mismo voy a planificar, preparar y empezar mi tarea más difícil de empezar cualquier otra”
  2. Haga primero la tarea más difícil, una de las mejores tácticas para conseguir hacer más cosas y con mayor prontitud es comenzar por la tarea más difícil, si le cuesta matar arañas, pues eso es lo primero que debe hacer. De haber varias mate la más grande primero. El resto será más sencillo, estará muy motivado por el alto valor que significa la actividad que pudo desarrollar primero. ¡Esa tarea es la diferencia!
  3. Aplique la regla 80/20. El 20 por ciento de sus actividades valen el 80 por ciento de sus resultados. Concentre sus esfuerzos en ese 20 por ciento clave.
  4. Estudie las consecuencias: Sus tareas y actividades y las prioridades más importantes son aquellas que pueden tener más serias consecuencias, positivas o negativas en su vida y su trabajo. Concéntrese sobre todo en ellas.
  5. Practique el método ABCDE, antes de empezar a trabajar en la lista de tareas, concédase unos momentos para organizarlas según su valor y prioridades para que esté seguro de trabajar en sus actividades más importantes.
  6. Céntrese en áreas claves de resultados: Identifique y determine los resultados necesarios para hacer bien su trabajo y trabaje todos los días en ellos. . Identifique cuales son. Cada trabajo se puede dividir en 6 áreas claves, que se tiene que alcanzar para cumplir con sus responsabilidades y contribuir al máximo.
  7. Obedezca la ley de eficiencia Obligada: Nunca hay tiempo suficiente para hacer todo, pero siempre hay bastante tiempo para hacer las cosas más importantes.
  8. Prepárese antes de empezar, la preparación evita el rendimiento pobre, haga sus deberes cuanto más sepa de su tareas claves, con mayor prontitud las va a empezar y terminar.
  9. Refuerce sus talentos especiales, determine con exactitud qué es lo que hace muy bien y entréguese de corazón y con total pasión a hacer las cosas específicas que hace muy bien.
  10. Identifique los obstáculos clave: determine los atascos internos o externos que deciden la velocidad con que logra sus objetivos más importantes y concéntrese en aligerarlos. Analizar su principal obstáculo será crucial para saber qué habilidad específica si la desarrolla marcará un alto impacto en su crecimiento profesional y/o personal.
  11. Ponga ladrillo sobre ladrillo: puede completar los trabajos mayores y más complicados sólo si lo hace paso a paso, existe una frase muy conocida al repecto: “ sólo un elefantes es posible de comerlo bocado a bocado”
  12. Presiónese a sí mismo: Imagine que tiene que marcharse por un mes de la ciudad y trabaje como si tuviera que irse y completar antes todas sus tareas importantes.
  13. Planifíquese lapsos amplios de tiempo: Organice sus días en tono de amplios lapsos de tiempo en que se pueda concentrar en sus tareas más importantes con la intención también de terminarlas.
  14. Desarrolle el sentido de la urgencia: adquiera el hábito de avanzar rápido en sus tareas claves. Dese a conocer por ser una persona que hace las cosas bien y rápido.

Adopte la decisión de practicar estos principios cada día hasta que se conviertan en su naturaleza. Con estos hábitos de administración personal su fututo no tendrá límites.

¡Hágalo ahora! póngase en acción.

 

Mariela Grasso
ActionCOACH

a2 a1 a3 a4