ACCOUNTABILITY, el CPR para organizaciones

El acrónimo CPR se utiliza en inglés para “resucitación cardiopulmonar”. Es decir una intervención contundente, sin la cual, el organismo muere o queda severamente afectado, para siempre.

Nosotros utilizamos este acrónimo para indicar un factor importante, necesario e indispensable en las empresas y organizaciones para que logren sus objetivos y para que persistan a través del tiempo.

En inglés se llama ACCOUNTABILITY, y de hecho en español no existe una palabra que lo describa con exactitud, lo cual muestra qué lejano es el concepto a nuestra cultura hispana y latina.

ACCOUNTABILITY, es la cultura o valor interno, que se refleja en la manera de trabajar de la organización, por la cual los líderes, los equipos y las personas tienen una mentalidad de responsabilidad y de cumplimiento y no están sujetos o esperando a que nadie les recuerde o exija lo que tienen que hacer, a que nadie les tenga que perseguir y dar seguimiento. Es gente que tiene responsabilidad interna, que viene de adentro, que está en ellos siempre, en todo momento y en toda circunstancia.

Los factores que hacen que exista ACCOUNTABILITY en una organización (y por eso usamos el acrónimo CPR de las organizaciones), son:

En primer lugar “Compromiso”, tanto las personas como los equipos deben hacerse dueños de lo que van hacer desde antes, desde un principio, desde el momento mismo en que se toma una tarea, – a priori-, desde que se acepta formar parte de un proyecto, desde el momento mismo en que nuestro nombre está ligado a un “entregable” para el que nos hemos comprometido.

El segundo elemento es “Proactividad”, una vez que me hago dueño de mis compromisos y obligaciones, tanto personales y profesionales, sé que haré lo que tenga que hacer, tomaré las acciones, en el volumen y la intensidad que sea necesario, para que los resultados u objetivos se logren, para que los compromisos se cumplan y se honren. Recurriré a quien tenga que recurrir, moveré a quien tenga que mover, y tomaré los riesgos personales y profesionales que se presenten, con tal de que se completen los resultados y expectativas acordadas.

Finalmente, el tercer elemento del CPR para las organizaciones, es “Responsabilidad”, que significa que yo “daré la cara” y me apropiaré de los resultados de mi trabajo y mis compromisos (o de los del equipo o proyecto del cual formo parte), sean buenos o sean malos. Es una disposición total a rendir cuentas –a posteriori-, por mis compromisos y obligaciones.

Este enfoque represente la convicción de que cuando yo acepto una tardea, una posición, un proyecto, soy 100% responsable de lo que pase, de principio a fin.

 ¿Cuál es el catalizador de CPR (Compromiso, Proactividad, Responsabilidad)?

Hay un cuarto componente del “Ciclo de ACCOUNTABILITY” que es fundamental: “Acuerdos claros”, es decir que, a todo nivel de la organización, exista la definición, comunicación y entendimiento claros del de las estrategias, planes, metas, proyectos, presupuestos, etc.

E incluso, que los niveles de dirección, gerencia y supervisión, para todo tipo de interacción con sus equipos de trabajo: instrucciones grandes y pequeñas, juntas programadas o casuales, simples conversaciones, correos electrónicos, conversación en persona o por teléfono, tengan las herramientas y habilidades de generar claridad, completa claridad en lo que solicitan –incluyendo responsables y fechas-, en lo que comunican y que tengan siempre hábitos específicos de planeación, delegación, verificación y seguimiento, que hagan posible un ambiente de “ACCOUNTABILITY”, en el cual –con el campo muy bien marcado- pueda actuar con el nivel de Compromiso, Proactividad y Responsabilidad, que permita al equipo y a la organización, alcanzar sus objetivos de manera óptima y sostenible en el largo plazo.

Entonces, el concepto de ACCOUNTABILITY (Compromiso, Proactividad, Responsabilidad), debe permear desde la cultura de la organización y llegar a la conciencia y corazón de líderes, equipos e individuos. Y debe acompañarse de un set de habilidades gerenciales y laborales (que se adquieren con formación y Coaching), y de el desarrollo de algunas herramientas específicas que faciliten al ambiente de “Acuerdos Claros”, sin el cual toda intención quedará en buenos deseos, y no se concretará en una forma nueva, más efectiva y agradable de vivir nuestro día a día en la organización.

La Congruencia como semilla de ACCOUNTABILITY

Esto no es fácil lograr, y menos en nuestras culturas, en donde la sociedad vive exactamente en un nivel anti-ACCOUNTABILITY.

¡No se puede ordenar ACCOUNTABILITY, sólo se puede demostrarla! No hay otro camino que, desde la cabeza de la organización, proclamar y difundir estos conceptos, a través de las palabras, pero sobre todo a través de nuestro ejemplo y de nuestra actitud congruente ante todos los miembros de la organización.

 

MARCELA MARTIRE

PCC Proffesional Certified Coach ( ICF International Coach Federation )

Coach de negocios, certificada por ActionCOACH

Forma Contacto

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.