“El negocio va bien, pese a la Crisis. Las ventas y las ganancias se mantienen razonables, pero los siguientes pasos no están claros. Entonces aparecen problemas emergentes y no todos dentro del seno de la familia están en la misma sintonía”

Surgen en ese momento varias preguntas al respecto, que abren varios interrogantes por responder, a saber:

• ¿Tenemos los jugadores adecuados en el equipo?
• ¿Nuestras instalaciones son adecuadas? ¿Cuánto deberíamos invertir en I + D?
• ¿Deberíamos centrarnos en las ventas nacionales o internacionales?
• ¿Deberíamos centrarnos en una mayor penetración en nuestro mercado existente o comenzar a expandirnos con nuevos productos para nuevos mercados?
• ¿Cuánto beneficio debemos distribuir a los propietarios y cuánto se debe re-invertir en el negocio?
• ¿Deberíamos buscar inversores externos?
• ¿Deberíamos planear vender este negocio o construirlo para la propiedad familiar a largo plazo?

Ante todas estas preguntas, los líderes tanto de la actual, como de la próxima generación del negocio deben plantearse como revisar estas cuestiones en búsqueda de las respuestas adecuadas.

En esta instancia de revisión del Modelo Familiar y de consecuente toma de decisiones desde ActionCOACH nos orientamos y promovemos un proceso de Planificación Estratégica, entre otras cuestiones, a efectos de proveer y guiar a los ejecutivos familiares y no familiares en este proceso de planificación de futuro. La idea es que en dicho proceso, los propietarios aclaren, revisen y redefinan sus objetivos. La investigación del Mercado Competitivo proporciona adicionalmente datos importantes para tomar decisiones informadas sobre el desarrollo de productos que ayudaron a establecer expectativas de crecimiento realistas. Una visión más clara del futuro genera confianza para la eventual inversión en el negocio y permite el desarrollo de planes de negocio para evaluar el progreso, una vez definido dicho plan. O puede, en caso contrario proveer las referencias adecuadas para una “salida” del negocio familiar, si la opción se inclina hacia la venta.

Sea de una forma u otra, la Planificación Estratégica puede ser una clave que abre la puerta al futuro de una empresa familiar. Es por eso que desde ActionCOACH consideramos a la misma como uno de los factores más importantes para la prosperidad de las empresas familiares a largo plazo.

La Planificación Estratégica ayuda a aclarar los objetivos, garantizar que los mismos sean realistas y proporcionar la hoja de ruta detallada para alcanzarlos. El proceso de planificación estratégica también facilita la comunicación entre dueños de familias, ejecutivos y directores. Quizás lo más importante es que la planificación estratégica proporciona un marco de referencia para las decisiones sobre muchas de las preguntas más críticas para el futuro de una empresa familiar.
Conociendo los beneficios de la planificación estratégica, recomendamos que todas las organizaciones desarrollen y actualicen rutinariamente sus planes estratégicos. Se requiere una inversión significativa en tiempo y atención para garantizar que la planificación estratégica se realice correctamente.

Aquí hay diez ideas y sus beneficios asociados a tener en cuenta que lo ayudarán a obtener el mayor rendimiento de su inversión en planificación, a saber:

1. Desarrolle metas familiares antes de desarrollar metas comerciales ► Esto ayuda a asegurar que los objetivos familiares sean realistas y que la compañía pueda alcanzar los objetivos familiares.

2. Use un facilitador externo para estructurar y dirigir el proceso ► Mantiene el proceso imparcial, encaminado y ayuda a garantizar que el producto final sea útil.

3. El mismo facilitador externo será el indicado para estructurar y liderar el proceso ► Asegura que los planes estarán alineados con el entorno externo, trayendo “nuevo conocimiento” a la mesa, junto con una “perspectiva” externa fresca y no sesgada.

4. Incorpore una revisión exhaustiva del desempeño de la compañía para identificar áreas problemáticas clave ► Asegura que la dirección futura aprenderá de los errores del pasado.

5. Incluya al equipo de gestión de la empresa y al personal clave del mismo, en el desarrollo de los objetivos y planes de acción de la compañía ►Asegura su aceptación cuando llega el momento de ejecutar. Mismo que las decisiones no sean con un 100% de consenso se logra que las mismas sean “acompañadas” en la ejecución, cuando todas las voces han sido escuchadas y evaluadas seriamente en el proceso de decisión.

6. Organice una reunión externa para iniciar el proceso ► Se asegura de que el grupo reconozca la importancia de la planificación estratégica y esté en el estado de ánimo para pensar “fuera de la caja”.

7. Desarrolle y publique un calendario completo para el proceso de planificación desde el principio ► Asegura que se dedica el tiempo adecuado al proceso y minimiza las posibilidades de postergación en el horario.

8. Desarrolle un mecanismo para revisar el progreso del plan, preferiblemente con implicaciones si el plan no se cumple ► Asegura la responsabilidad y mantiene el enfoque en el plan.

9. Presente el plan a “toda” la familia ►Lograr comprensión, consenso y desahogo en el proceso.

10. Haga que la junta/directorio apruebe el plan y revise su progreso regularmente ► Ofrece el beneficio de los aportes que puedan surgir y ayuda a mantener el impulso y la responsabilidad del plan. Adicionalmente evita “sorpresas” en el proceso de ejecución.

La “JORNADA” a emprender a través del proceso de planificación obliga a los propietarios, y al personal clave a compartir sus aspiraciones personales y comerciales, acordar un conjunto común de objetivos e investigar diferentes caminos para lograr esos objetivos. Al final, tendrás más que un plan estratégico. Tendrá una visión compartida para el futuro y un camino claro para llegar allí. Y ese es el beneficio más importante de todos.

Muy buena Semana.

Ing. Guillermo Henning
ActionCOACH